miércoles, 19 de enero de 2011

(Concurso: GHEB) Poder: el Fuego

Te acercas anonado, enamorado de sus llamas y de sus sutiles y ágiles movimientos. Te aproximas, con una mezcla de temor y curiosidad. El fuego se balancea de un lado a otro de una manera encantadora. Cada vez su movimiento te parece más atractivo y elegante, creando en ti una curiosidad aún mayor, que es la que te hace avanzar hacia él aún más.
Le miras, siguiendo sus desplazamientos de un lado a otro. Parece que te llama, que susurra tu nombre. Te incita a que te sientes a tu vera y que calientes tu cuerpo con sus llamas.
Lo ha conseguido, ahora estás sentado junto él. Todo te parece magnífico durante esos instantes. Te recorre por el cuerpo una sensación agradable y acogedora que te hace sentir bien. Piensas que todo ello se debe a su presencia, a su magia inexplicable, al poder que posee el fuego.
Pero es esa hermosura la que te atrae más y más. Es esa la hermosura la que te ciega y la que hace que no puedas percatarte del peligro que corres. Hipnotizado, tus manos se deslizan cerca de sus llamas. Sientes más calor, un calor mucho más agudo. Un calor que te incita a seguir aproximándote. Sigues atontado con su belleza, pero no reaccionas. Sin embargo continúas con lo mismo. Todo es como un juego. Sus movimientos son un baile para atraerte, pero cuando vas a tocarle con la mano, vuelve a alejarse y todo comienza de nuevo.
Tus ojos están rojos y rodeados por sombras oscuras. Todo se tambalea a tu alrededor y no puedes despegar la mirada de él. Puedes irte y dejarle ahí. Pero sabes que si te alejas de él, una sensación de soledad te inundará y no volverá a marcharse. Por eso reúnes todo el valor que tienes y le tocas. Esta vez tu movimiento es certero y preciso, ya que no fallas. En ese instante, todo cambia en cuestión de un segundo. Te retuerces de dolor. Notas como la gran temperatura abrasa tu piel, quemándote. Notas punzadas, como tu interior se consume poco a poco. En ese instante, es en el que te das cuenta, que todo era una trampa.
Porque el fuego es muy hermoso, pero a la vez también muy peligroso.

6 comentarios:

  1. Buen trabajo, me gusto como expresante los sentimiento.
    Espero que tengas buena suerte en la casa.

    ResponderEliminar
  2. Holi de nuevo!Me olvidé de pedirte que me envíes por meil tu nick, el url de tu blog, una descripción tuya que te caracterice y una frase que también te caracterice!Ah y una foto que te distinga así cuelgo todo!Besisss!!!Y felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  3. Hola, bienvenida a la casa!!

    Muy interesante tu texto. Mucha suerte!!

    ResponderEliminar
  4. Hola bienvenida a la casa. Me gusto mucho tu relato muy apasionado te mando un beso y te deseo suerte

    ResponderEliminar
  5. hey estefiap, bienvenida!

    tu hostoria es bonita, me gusta como encaraste el tema... muchi suerte :)

    cami

    ResponderEliminar
  6. Humm... creo que es el texto que menos me recuerda a LGG de los que he leído tuyos. El que más se nota que lleva tu sello ^^ Y también creo que es el mejor.
    (veo que te has metido en la casa xD Suerte)
    ¡Besitos!
    PD: Como hoy es viernes, supongo que te responderé como Dios manda a esos correos, ¡que me encanta escribirte!

    ResponderEliminar

El blog sigue adelante gracias a tus palabras. ¡No dudes en comentar! Eso sí, hazlo de forma respetuosa. ¡Gracias! :)