domingo, 22 de agosto de 2010

Querido Nadie:
Hoy tengo ganas de correr y gritar. Gritar lo feliz que soy, pero también gritar por lo que he pasado. Gritar…Gritar de todo. Decir que adoro a mis amigos, decir que amo al verano, decir que no cambiaría a mi familia por nada. Decir…Decir de todo. Confesar como me siento a cada momento, confesar a quienes odio y a quienes quiero. Confesar…Confesar todo. Reírme de idioteces, de chistes malos, de tonterías, reírme de mi misma. Reírme…Reírme de todo. Llorar por lo sufrido y por lo mal vivido. Llorar de alegría, hasta no poder más. Llorar…Llorar todo. Amar a los demás, al mundo, amar a cada persona que daría algo, por mí. Amar a la vida y todo lo que me queda por vivir. Amar…Amar todo.
PD. Gracias por escucharme una vez más, querido Nadie.

2 comentarios:

  1. De nada, es un placer escuchar o mejor dicho leer cosas como esta. Gritar, llora, ríe, ama... si eso te hace feliz a tí y a los que te rodean.

    ResponderEliminar

El blog sigue adelante gracias a tus palabras. ¡No dudes en comentar! Eso sí, hazlo de forma respetuosa. ¡Gracias! :)