domingo, 22 de agosto de 2010

Mientras se sienta que se ríe el alma,
sin que los labios rían;
mientras se llore, sin que el llanto acuda
a nublar la pupila;
mientras el corazón y la cabeza
batallando prosigan,
mientras haya esperanzas y recuerdos,
¡habrá poesía!
···
Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso...
¡Yo no sé qué te diera por un beso!
Gustavo Adolfo Bécquer

1 comentario:

El blog sigue adelante gracias a tus palabras. ¡No dudes en comentar! Eso sí, hazlo de forma respetuosa. ¡Gracias! :)