viernes, 18 de junio de 2010

Los Atrapasueños (Parte II)

Recuerdo el día que les conocí. Al principio pensé que eran unos adolescentes del montón pero ellos eran diferentes, especiales. Poseían un don; el de la música. Esa fue la principal razón por la que se unieron. La música era para todos ellos, una auténtica pasión.

- ¡Buenos días chicos! – Saludó Noelia, la nueva profesora de música. Hoy es nuestro primer día de clase, así que solo haremos las presentaciones. Nos dedicaremos a conocer a los nuevos compañeros que se han incorporado a la clase. ¿De acuerdo? -Todos los alumnos asintieron - Me llamo Noelia Gutiérrez y seré vuestra profesora de música durante este curso.
Noelia continuó hablando de sus preferencias musicales y de cómo se desarrollarían sus clases, sin que nadie se atreviera a interrumpirle. A pesar de su juventud imponía autoridad.



Según sus indicaciones, uno a uno, iniciaron las presentaciones y comentarios relacionados con la música. Algunos nombraron sus grupos favoritos, otros afirmaron que le gustaban el Heavy Metal, una chica que tocaba el clarinete y otros que tenían poco interés por el tema… Hasta que le tocó a Lucas. Éste no sabía que decir. ¿Para qué decir de que sabía tocar el piano? ¿Para que el idiota de Hugo se volviera a meter con él? No, pasaba de que su ex-amigo le dijese: ``que el piano es para chicas´´, o ``que la música clásica es cursi.´´ Suprimió la información y se limitó a contestar que le gustaba el Pop.
Hugo siempre había sido muy amigo de Lucas. Pero por culpa de una chica se distanciaron. Hugo estaba enamorado de Natalia, una compañera de su clase. Un día se llevó una gran sorpresa al saber, que ella estaba por su mejor amigo, Lucas. Aunque a éste no le interesaba Natalia… ¡cosas que pasan! … Entonces la envidia provocó que cortara su vieja amistad y además propició un ambiente hostil hacia él, provocando que los demás de la clase no se acercasen a su antiguo colega.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog sigue adelante gracias a tus palabras. ¡No dudes en comentar! Eso sí, hazlo de forma respetuosa. ¡Gracias! :)