lunes, 24 de agosto de 2015

Palomitas Literarias #13 - La evolución de la serie "Castle"




SERIE: Castle
TÍTULO ORIGINAL: Serie
AÑO: 2009-Actualidad
DIRECTOR: 
REPARTO: Nathan Fillion, Stana Katic, Jon Huertas, Seamus Dever, Susan Sullivan, Molly C. Queen. 

NO HAY SPOILERS


A raíz de un caso en el que la Inspectora Beckett y el famoso escritor de éxito Richard Castle se ven obligados a trabajar juntos, comienzan una relación inicialmente laboral de asesor-policía. Junto con los detectives Ryan y Exposito formarán un gran equipo que desentrañará innumerables misterios y crímenes. Progresivamente, la relación entre ambos protagonistas se estrecha hasta un punto en el que la atracción, la incertidumbre y el amor se mezclan de manera irremediable. 


Decir que Castle forma una importante parte de mi vida no es exagerar en absoluto. La he visto conforme la estrenaban en TV, lo que implica un fiel seguimiento durante siete años. Las últimas dos temporadas las he visto por Internet, mas me he mantenido en mi línea de no saltarme ningún capítulo.

El motivo por el que me dispongo a realizar este análisis después de tantas temporadas, es porque desgraciadamente he percibido un cambio bastante notable en esta última. Y no ha sido para mejor. No sé si es que me estoy volviendo más crítica o si el argumento de la serie ha decaído. Puede que sean ambas cosas.



Desde sus inicios, Castle me pareció que reunía ciertos elementos que la convertían en una serie policial fuera de lo estándar. Se caracteriza por tener un conjunto de personajes redondos; con personalidades fuertes y un pasado interesante pasado que iremos descubriendo con cuentagotas. Cuenta con una intrigante trama principal que implica de lleno tanto a los protagonistas como al espectador. El toque de humor que Castle le aporta a los casos es la clave para reducir la seriedad y el impacto que supone un asesinato.

Cabe destacar también una considerable lista de capítulos estrella que nos han mantenido con más tensión de lo habitual (capítulos dobles: Tic, tac, tic, tac...- Boom!, La trampa - Cuenta atrás,  Objetivo - Cazado; otros más especiales: La mariposa azul; y los dedicados a los personajes secundarios. En mi caso, los de Ryan son mis favoritos: El irlandés errante, A traición); al igual que aquellos casos que permanecían abiertos para zanjarse en temporadas posteriores (3XA, Resurrección, Ajuste de cuentas).



Tres factores que los guionistas mantienen muy bien hasta la sexta temporada son: el magnetismo entre los protagonistas, la investigación del asesinato de la madre de Beckett. y los finales de vértigo. Sea por una causa o por otra, a partir de la 3T los desenlaces me han creado una ansiedad momentánea a la hora de asimilar de que se ha acabado el capítulo. Posteriormente esa ansiedad se transformaba en unas tremendas ganas de seguir con la serie, que se prolongaban hasta el siguiente estreno.

Sin embargo, estos aspectos que la han hecho destacar desde siempre se desgastan en esta última temporada. El comportamiento infantil de Caslte roza lo estúpido, produciendo vergüenza en lugar de risa. Con los piques de Ryan-Exposito-Castle ocurre lo mismo, a veces alcanzan un grado demasiado tonto. Las discusiones de pareja pierden fuerza y credibilidad en muchos casos; después de casi una década de relación de tira y afloja, es lógico que Richard y Kate apenas tengan motivos por los que pelearse. El final, aunque tenía algunas escenas y diálogos muy buenos, me ha dejado completamente indiferente.



La cuestión es que, tristemente he de admitir que Castle ha perdido parte de su esencia. Es cierto que no ha sido una temporada insoportable y malísima (de hecho, tiene partes muy buenas), mas no se mantiene en el tono de las anteriores. Espero de corazón la 8T mejore, que cree un hilo conductor más interesante, y que le dé de una vez por todas un final a esta historia que esté a la altura de sus personajes.

Quiero recordar Castle como una buena serie que fue importante para mí durante una etapa de mi vida. No me gustaría recomendarla con un agrio sabor de boca, avisando de que conforme se acerca a su desenlace va a peor. 

Esta es mi opinión. ¿Cuál es la vuestra?

1 comentario:

  1. Yo au voy por la temporada cinco, y es una pena que pierda esa esencia que tiene en la última temporada, yo la seguiré viendo porque me encanta, pero es una pena, besos

    ResponderEliminar

El blog sigue adelante gracias a tus palabras. ¡No dudes en comentar! Eso sí, hazlo de forma respetuosa. ¡Gracias! :)