martes, 2 de febrero de 2016

Adivina el fragmento #32


¡Hola adictos a las palabras! ¿Qué tal estáis? Tras mucho tiempo sin encontrar un hermoso fragmento que incluir en esta sección, ayer, cuando la noche no me permitía coger el sueño, me topé con estos dos. Quizás no conformen la parte más significativa de este libro, pero la prosa me pareció delicada, y el contenido me llegó adentro. 

Aunque no los acertéis (aunque estoy segura de que sí), espero que os gusten. 

FRAGMENTO 1

—Es la más lista —le confieso, y probablemente nunca dejaría que ella lo escuchase de mis labios—. Y la más bonita. Y cuando se ríe, sus ojos se iluminan y parece más joven, casi una niña, aunque apenas es un par de años más joven que yo. Me... Me falta al respeto, y es una orgullosa. Pero... sí. Estoy perdidamente enamorado de ella. Y me hace muy feliz.

FRAGMENTO 2

Hablo, porque mientras hablo no pienso, y porque así pierdo la noción del tiempo que corre en nuestra contra. Hablo porque el dolor se acalla entonces. Porque puedo volver a sentir el calor y las largas horas a caballo. Porque puedo revivir cada palabra, cada sentimiento, aunque sean un poco artificiales. 
Hablo, porque mientras lo hago las paredes se desintegran, y ambos estamos en el exterior, disfrutando de la libertad como nunca se nos permitió sentirla. 

Respuesta del anterior: El temor de un hombre sabio

¿A qué novela pertenecen? 

1 comentario:

  1. ¡Hola! ^-^

    La verdad es que no tengo ni la más remota idea de que libro podría ser, esto se me da muy mal VV'

    Besos.

    ResponderEliminar

El blog sigue adelante gracias a tus palabras. ¡No dudes en comentar! Eso sí, hazlo de forma respetuosa. ¡Gracias! :)