martes, 10 de diciembre de 2013

El hijo de Neptuno - Rick Riordan


TÍTULO: El hijo de Neptuno
AUTOR: Rick Riordan
EDITORIAL: Montena
LIBRO (2/5)
ISBN: 9788415580713

Percy Jackson, confuso por su pérdida de memoria y abatido por un arduo camino, consigue alcanzar el Campamento Júpiter. Este campamento, no es más ni menos que un asentamiento romano. En él, los semidioses se adiestran como miembros de la legión y habitan en una pequeña ciudad de su interior, imitando la vida de la antigua Roma. A su llegada, Percy causa una gran revuelta y es rechazado por su estilo tan peculiar que no comparte con nadie. Ningún campista confía en él, exceptuando a Hazel y Frank,  dos chicos de gran corazón que guardan oscuros secretos. En una inesperada visita, el Dios Marte les encomendará una peligrosa tarea: liberar a Tánatos, el Dios de la Muerte, de las garras de un malvado gigante. 
¿Conseguirán Percy y sus nuevos amigos cumplir la misión? 

No creo que haga mucha falta enfatizar el hecho de que tenía muchas ganas de leer esta novela, porque es bastante obvio. El héroe perdido me encantó, así que me moría por devorar su continuación. Por asuntos del destino, no me la he terminado de leer hasta hace poco. No obstante, puedo decir que la larga espera ha merecido la pena. 
En esta ocasión, nuestro queridísimo héroe griego vuelve a la carga. Percy se encuentra otra vez entre los protagonistas, hecho que me ha agradado bastante. Debo admitir que no lo eché de menos en el libro anterior. Pero al aparecer en este, la cálida sensación que sientes cuándo te reencuentras con un buen amigo tras mucho tiempo, me invadió por completo. Porque pese a haber perdido la memoria, estar desorientado, y formar parte de otra saga distinta, la esencia del semidiós favorito de Poseidón, no cambia. Sigue siendo el mismo, con sus comentarios graciosos, su valentía descabellada y su interminable fidelidad.
En esta entrega,  Percy cuenta con unos nuevos colegas que comparten su protagonismo. Me refiero a Hazel, una chica tan dulce como luchadora y sufridora; y Frank, un muchacho torpe y encantador, con un gran sentido del deber. Sin duda, ellos también son un inmenso punto a favor. Están bien construidos y estructurados: ambos tienen unas personalidades propias y particulares que han hecho posible que cumplan su papel como principales. Del resto de los personajes, cabe destacar a Reyna y Octavio, dos jóvenes que pienso que darán mucho que hablar en las siguientes continuaciones. 
La trama está tan repleta de aventuras como siempre. Nuestros héroes no tendrán ni un respiro en su travesía, al igual que nosotros. La fresca narración, los divertidos diálogos y las ingeniosas bromas contribuyen a que la lectura sea muy amena y entretenida. Si además le sumamos la acción a raudales, los vínculos entre los personajes y la fantástica mitología, conseguimos una novela cuyo grosor no es ningún impedimento. 
En conclusión, El hijo de Neptuno es una digna continuación con un interesante final, que nos promete la presencia de más acción, aventura y conflictos tanto amorosos como bélicos, en La Marca de Atenea.  
4'5/ 5 ¡Genial! La novela que me confirma que Riordan es uno de mis escritores favoritos. 

Esta es mi opinión. Pero...¿Cuál es la vuestra?
Muchas gracias a la editorial Montena por el ejemplar.

6 comentarios:

  1. Espero poder leer pronto estos libros.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es genial, Riordan es un genio jaja.
    Besos ^^

    ResponderEliminar
  3. Riordan es también uno de mis escritores favoritos, me encanta ese humor que usa en sus novelas, y estoy esperando impaciente a que sea el día de reyes, y poder leer "La marca de Atenea" :))

    ResponderEliminar
  4. Sigo sin ponerme a leer a este autor...

    Debo.

    ResponderEliminar
  5. Le tengo muchas ganas a esta saga, la de Percy me está encantando :D

    ResponderEliminar
  6. Yo estoy con los primeros cinco libros de Rick Riordan y la verdad es que el primero me ha gustado bastante, si la saga continua gustándome intentaré leerme estos también. Gracias por la reseña.

    Besos!

    ResponderEliminar

El blog sigue adelante gracias a tus palabras. ¡No dudes en comentar! Eso sí, hazlo de forma respetuosa. ¡Gracias! :)