domingo, 28 de abril de 2013

Tú, sí, tú. Eres un bicho raro. (Hablar por hablar IV)


Tú, que estás leyendo esto. Lo siento, pero eres un bicho raro. Al igual que yo.  Supongo que si estás leyendo estas palabras es porque mi publicación te ha salido entre las últimas entradas de tu Timelinebloguera. Si sigues mi blog, supongo que te gusta la literatura y por consiguiente, te gusta leer. A no ser que te hayas metido en mi blog por casualidad, claro.
Puede que te estés preguntando por qué te catalogo como bicho raro, si ni siquiera te conozco.
Pues bien, la respuesta es bastante obvia: la lectura hoy en día es un hábito que muchísima gente considera obsoleto. Aburrido. Extraño. Friki. Desfasado.
Son estas opiniones que tienen la mayoría de las personas sobre mi hobbie favorito las que hacen que me cuestione lo siguiente: 
¿Por qué en la actualidad la lectura está tan menospreciada y rechazada especialmente por los jóvenes? ¿Acaso aumentar nuestra cultura, imaginación y vocabulario nos hace daño? 
Leer puede ser peligroso. ¡Ay que te muerde!
Es triste pero cierto. Este desprecio se produce muchísimo más en los adolescentes, que tratan los libros como si de basura se tratasen. (Con eso no me refiero a que dibujen en sus libros de texto, cosa que yo también hago...) Y eso es algo que he ido comprobando a lo largo de varios años.
Como por ejemplo en las típicas presentaciones de las primeras clases de inglés/francés del curso, en la que además de decir nuestro nombre y edad, teníamos que nombrar nuestras aficiones y yo era de las únicas que decía que les gustaba leer. Otra situación en la que podido reafirmar esta observación es cuando teníamos que escoger entre todos los alumnos de la clase qué novelas iban a ser las lecturas obligatoria para ese trimestre. Muchos ni siquiera se interesaban por la sinopsis, ¡exclusivamente por el número de páginas! ¿Para qué, para que el suplicio terminase lo antes posible? Preferían leer una novela mediocre, sosa y corta antes que una con un argumento más interesante y algo más extensa. En ocasiones me enervaba, no podía entender cómo alguien puede querer leer un libro del montón antes que uno bueno con cincuenta páginas más. ¡Me resulta completamente incomprensible!
#Truestory
Volviendo a la cuestión anterior: ¿por qué la lectura es tan desdeñada por los adolescentes?
Reflexionando un poco, he encontrado algunas razones.
No se en qué punto de la historia contemporánea ser un lector se convirtió en algo peyorativo, pero desde entonces la lectura no tiene muy buena imagen.  Es considerada como algo de pringados, de frikis, de gente rara. Por ello creo que muchos de ellos no se animan a abrir un libro: porque están convencidos de que si lo hacen, se convertirán en uno más de esos extraños y palurdos seres, que se rumorea que son los lectores.
Otro de los motivos es el ambiente en el que se encuentre el individuo. Si sus padres, sus hermanos y sus amigos, piensan que leer no es una actividad que merezca la pena, ¿cómo podemos pretender que le guste la lectura?
Por último, y no por eso menos importante, se encuentra el esfuerzo intelectual que requiere. Vivimos en un mundo de audiovisuales, que nos lo dan todo hecho. Ver una película, escuchar música o cotillear por las redes sociales es una actividad mucho más pasiva, que no necesita el factor atención y concentración de la lectura.
No obstante, puedo decir con alegría que, aunque en mi entorno conozco a pocos como yo, hay muchísimos jóvenes amantes de las palabras, que saben lo que es sumergirse en las páginas de un libro y vivir la historia como si fuesen un personaje más. Podemos comprobarlo en los blogs literarios, que cada día aumentan.
Tan sólo me queda añadir...


¿Qué pensáis de todo esto? ¿Cuál creéis que es el principal aspecto por el cual la lectura está infravalorada por los adolescentes? ¿Por qué? ¡No olvidéis votar en la encuesta del lateral! 
¡Besos!

8 comentarios:

  1. ¿Qué opino? Que estoy completamente de acuerdo contigo, absolutamente en to-do; muchas veces me han mirado raro por leer un libro de quinientas páginas y, hace poco, mi profesora de lengua nos dijo el libro que debíamos leer para este trimestre y comentó que era corto, claro que, uno terminó preguntando cuánto era corto según ella y respondió que tenía 200 páginas... Buah, las quejas que se oyeron en boca de más de media clase me dieron ganas de cerrarles la boca diciendoles que, un libro puede tener 200, 500 o incluso 900 páginas y leerse en un suspiro, puedes enamorarte de los personajes y sentir ganas de más... si le diesen una oportunidad a alguno y no lo mirasen de reojo y casi con asco. Pero me callé, porque a parte de la mirada que sospecho que me habrían echado, habrían acabado diciendo que leer es de bichos raros y demás. En fin, pueden llamarme bicho raro o friki, pero yo estoy y estaré orgullosa de serlo :)
    Besitos ^-^

    ResponderEliminar
  2. Discrepo y estoy de acuerdo contigo a partes iguales. Sí creo que los jóvenes hoy en día desprestigian bastante la lectura, pero tampoco es cuestión de generalizar. Yo estado casi siempre rodeada de amigos que, si bien no leían cantidades desorbitadas de libros, les gustaba la lectura. Ya sé que en la mayoría de los casos no es así, pero tampoco es tan negro como pensamos.
    No creo que el estar tan familiarizados con el audovisual sea un motivo por el que los jóvenes no leen. Si te gusta la lectura, vas a leer igualmente. Yo veo muchísimas películas y series, y ando bastante en las redes sociales, y saco tiempo para leer por igual. Antes, cuando no existían estas tecnologías, la gente no leía más necesariamente. Además, leer no solo significa leer un libro. Hay personas que leen fanfics por internet, visitan blogs, revistas online... No sé, el argumento de ver una película o escuchar música no es del todo correcto.

    En fin, que estoy de acuerdo en que se lee poco, pero no menos que en otras épocas. De hecho pienso que actualmente los jóvenes leen más que antes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Hermy! Antes de nada, muchas gracias por aportar tu opinión. En cuanto a lo de las audiovisuales, no digo que disminuya el gusto por la lectura. De hecho...¡mira donde estamos!, Compartiendo opiniones sobre literatura a través de internet. Es más, la tercera razón que expongo es el esfuerzo que requiere la escritura, comparando con otras actividades más pasivas y que necesitan menos concentración como ver series o escuchar música. Con ello no pretendo infravalorar ninguno de esos dos hobbies, que también me chiflan.
      Yo también pienso que actualmente se lee mucho más que antes, pero aún así, la lectura es un hobbie que no se practica ni la mitad de la que se practican otros.
      ¡Besos!

      Eliminar
  3. Hola! interesante entrada. Soy encargada de una biblioteca escolar y me esfuerzo cada día en despertar en los niños/as el gusto por la lectura. Desgraciadamente me encuentro con los que busca el libro más fino, con la letra más grande, que tengan más ilustraciones que textos... pero también hay, mucho menos, los que buscan entre las estanterías el título que más le puede interesar, los que charlan conmigo sobre el último libro que han leído o piden que le recomienden algún libro. Y aunque a veces, me entre ganas de tirar la toalla porque parece que lo que hago no sirve para nada otras me ilusiono y pienso que aunque sean pocos merece la pena seguir trabajando para conseguir futuros lectores adolescentes. No se puede generalizar, pero sí es cierto que la lectura como hobbie es de una minoría y eso que los recursos actuales superan con creces a los de hace unos años (bibliotecas municipales, escolares, internet...) El motivo, quizás no sea uno sino un conjunto. Lo importante, creo, es que a los que nos apasiona la lectura luchemos por extenderla.

    ResponderEliminar
  4. Uff que tema más complejo. La verdad es que no sé cuando tener cultura se ha degenerado tanto, porque ya el hecho de estudiar es de "pardillos". Vamos, una vergüenza. Creo que la mayoría de la gente simplemente rechaza la lectura porque tampoco ha encontrado algo que le guste. Yo lo hice hasta que encontré algo que me gustó y dije : Eh!! pues que guay, me gusta leer ^-^ pero no piensas: hay diferentes tipos de libros, a lo mejor hay un género que me gusta. Y creo que ahí es donde está el problema, en las lecturas obligatorias se deberian dejar elegir a los alumnos lo que quieren leer, porque si no lo que potenciamos es el odio hacia la lectura y no todo lo contrario que es lo que pretendemos, puesto que yo también odio que me obliguen a leer un libro que no me gusta nada, se me hace tedioso y aburrido.

    Y en esta sociedad, si no estás en el rebaño, como las ovejas, eres la negra, en parte, aunque suene algo antireligioso, creo que es culpa de la iglesia y de como han ido comiendo la cabeza a la gente durante siglos para que les sigas, no hagas preguntas, te digan esto esta bien y esto esta mal y ya. Si coges un libro y te culturizas ZAS! ya no pueden manipularte. Oh PROBLEMA xD

    Nada, hasta aquí mi rallada mental xD muakss ^3^

    ResponderEliminar
  5. He pensado sobre el tema muchas veces, y he llegado a la conclusión de que cada uno es friki a su manera. Creo que todo el mundo tiene aficiones que practican más que el resto, y entonces se podría decir que esa persona es friki de algo en concreto. Yo creo que lo importante es no avergonzarte de tu afición, sea cual sea. Si algo te hace feliz ¿qué importa lo que opinen los demás? Si te digo la verdad, las veces que me han llamado friki (que casualmente han sido mis mejores amigos de forma cariñosa) no me ha molestado, al contrario, es una palabra que para mí, por raro que parezca, no me sienta nada mal. Me enorgullezco de ser una friki lectora :) Yo nunca me he avergonzado de decir que leo muchísimos libros. Siempre lo digo con orgullo, y siempre intento explicar los motivos que me llevan a que me guste la lectura. Mis amigos (de los cuales solo lee uno y lo hace de higos a brebas) lo que me dicen es que ya les gustaría a ellos leer tanto como yo, que lo ven una afición muy sana. Al principio se sorprendian de verme cada semana con un libro diferente, pero ahora me los piden para leer la sipnosis y me preguntan si me está gustando o no. Se interesan. Incluso a un amigo le presté el año pasado la trilogía de Los juegos del hambre, y le gustó tanto la experiencia de leer que ahora me pide algunos libros (y tiene 27 años).
    Y también opino que en los últimos años hay más jóvenes que leen, sobre todo por la labor que hacen los blogs.
    La cosa es encontrar el libro que te demuestre que la lectura puede llegar a ser divertida, y a partir de ahí todo cambia.
    ¿Qué somos frikis? A mucha honra ;) Con los años he aprendido a vivir mi vida haciendo lo que me gusta. Vida no hay más que una. Mientras yo sea feliz con lo que hago, me importa poco lo que piensen los demás...

    1 besote ^^

    ResponderEliminar
  6. Pues estoy totalmente de acuerdo contigo, y no puedo decir más porque ya lo has dicho tú todo. A mí fueron mis padres los que me introdujeron en el mundo de la lectura, y si entras en mi casa ves libros por todas partes. He crecido en una familia lectora y lo agradezco, porque si no, no creo que supiera hacer con mi vida.
    Tampoco creo que haya que generalizar, porque en este mundo hay absolutamente de todo, y es cierto que ahora mismo hay mucha más gente que lee que la que espera a que salga la película, pero también hay un gran porcentaje que aunque leer no sea uno de sus hábitos más comunes, de vez en cuando lo hace. Puede que lo que lea no sea muy bueno, sino un best-seller del que acaba ver la versión cinematográfica, pero al menos se sumerge dentro de la historia real y no solo dentro de esa pantalla con actores y un historia a la que le faltan cachos. Yo también leo esos best-sellers, pero lo hago antes de ver la peli siempre que puedo.
    Pero por supuesto siempre estará ese grupo de personas que prefieren quedarse en el sofá hasta las tantas viendo cualquier cosa en la tele, jugando a videojuegos (lo confieso, alguna vez lo he hecho) o chateando con los amigos. Porque, ¿quién lee antes de irse a la cama, cuando además es el mejor momento del día para ello? Ah, sí, esos frikis empollones que se han quedado en el siglo pasado.
    Pues les digo una cosa: "Sí, soy una friki comelibros, y a mucha honra".

    ¡Un beso guapetona! Y que sepas que que me ha encantado este "Hablar por hablar".

    PD: Mira por donde sí que tenía algo que decir, aunque casi todo ya lo hayas dicho tú.

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo contigo. Una vez, hace un año o dos, llevé uno de los libros de la saga Cazadores de Sombras a mis clases de inglés, ya que estaba enganchadísima y mi profesora salía mucho de clase a hacer fotocopias, y aprovechaba ese par de minutos para leer un poquito más. Uno de los niños que había en clase me vio leyendo, puso cara de sorpresa y me dijo "¡Wow! ¿¡Eso qué es la biblia!?". Y bueno, tú, que has leído esos libros, sabes el tamaño que tendrán... No sabía que contestarle el niño, ¿me estaba tomando el pelo?
    Aunque mis padres no leen, mi madre me leía cuentos todas las noches antes de dormir. Poco a poco dejó de hacerlo, cuando aprendí a leer. Cuando le pedía que leyera alguno me decía que lo leyera yo misma, que ya sabía. He seguido leyendo desde entonces, y nunca me he arrepentido :)

    ResponderEliminar

El blog sigue adelante gracias a tus palabras. ¡No dudes en comentar! Eso sí, hazlo de forma respetuosa. ¡Gracias! :)